- algo amarillo | diseño - http://algoamarillo.com.ar -

Quién Diría?!

A falta de mayores especificaciones, pues sólo se contaba con el nombre, se ideó esta sencilla solución gráfica.

En castellano, si la oración es exclamativa e interrogativa a la vez, se empieza con el signo de admiración y se cierra con el de interrogación, o viceversa. También se podría acudir a una apertura con el signo de admiración y el de interrogación juntos, y a un cierre igual, que es lo más frecuente y lo que la RAE recomienda. Esto ayuda a recuperar la entonación, que el idioma pierde al ser escrito.

‘Quién diría?!’ se vale de esta expresividad, aunque se prescinden de los signos de interrogación y exclamación de apertura, para alivianar visualmente el nombre.

La relación entre la curva del signo de interrogación y el gancho metálico de las tradicionales perchas de madera y alambre, surgió en los primeros bosquejos. El punto de dicho signo se estira para formar la percha en sí y es acompañado con un signo de exclamación que intensifica el impacto.

Se eligieron dos tipografías, bastante distintas entre sí, pero con un elemento en común: sectores y punteras curvas y carecer ambas de serif. Estas letras recuerdan a las que utilizaban los letristas, con un cuerpo más bien uniforme y la falta de elementos netamente rectilíneos.

El color morado, el preferido de la cliente, fue elegido para la marca principal, tanto en su versión  negativa como en la positiva. Pero el logotipo es lo suficientemente independiente del color de fondo, como bien se puede apreciar en la paleta alternativa.

La variante positiva tiene diferencias con la negativa: el isotipo (la percha) sigue siendo blanca, contorneada y sobre un círculo del color elegido. Este círculo sirve, también, como icono diferenciador, en caso de ser requerido.

Acompañando el desarrollo de esta marca, se realizó una placa animada (originalmente sin música) para ser exhibida en una de las pantallas publicitarias gigantes ubicadas en General Villegas.